Catamarca y la Ruta 60 hasta Fiambalá

Catamarca y la Ruta 60 hasta Fiambalá


La semana pasada pude volver a las rutas Argentinas después de un tiempo y qué mejor que por la bella provincia de Catamarca. El motivo de ésta nueva visita, que por suerte fue la primera de una serie de 3 viajes, ha sido poder brindar una charla de capacitación sobre marketing turístico digital a los responsables de las áreas de turismo de los diferentes municipios de la provincia.

He viajado con el equipo de Travel Media Argentina y como dije antes, invitado por la Secretaría de Turismo de Catamarca, en éste MediaTrip compartí rutas con Javier Pérez y Emanuel Castro y con ellos salí finalizada la charla a dar una vuelta por la ciudad antes de salir a la ruta el día siguiente.

Día 1 – San Fernando del Valle de Catamarca (fotoTour)

Pueden leer mi artículo sobre qué ver y recorrer por los alrededores de San Fernando del Valle de Catamarca según mi experiencia anterior. Ahora les muestro las fotos de un mini city tour realizado en nuestra media tarde que teníamos libre:

Iglesia Catedral Nuestra Señora de la Virgen del Valle. Plaza San Martín

Represa Dique El Jumeal, a 15 minutos del centro de la ciudad

Gente pescando en el lago Dique El Jumeal

Monumento a la mujer (Acceso subida al cerro por camino Dique El Jumeal)

Plaza La Alameda recientemente remodelada a pocas cuadras de la plaza principal. (San Martín)

Hermoso Carrousel. Rescatando la magia de la calesita de la plaza.

El vendedor de dulces y los chicos en la plaza con la familia

Día 2 – Rumbo a Fiambalá por la Ruta 60, la previa a la Ruta del Adobe.

A la mañana siguiente partimos desde el Hotel Ancasti (Plaza San Martín) por la Ruta 38 en dirección Sudoeste. Luego de pasar por la localidad de Chumbicha doblamos a la derecha para iniciar el camino de la Ruta 60 que hacia el norte nos llevará a través de la Cuesta de Cébila por sobre los límites de la provincia de La Rioja y Catamarca. Suerte que no hay que hacer aduana porque hemos cruzado de una provincia a la otra 6 veces en apenas hora y media jajaja.

Inicio Ruta 60 y Cuesta de Cébila

El camino como toda cuesta es bellísima, la subida (o bajada volviendo) es suave y la ruta está en muy buen estado y bien marcada, sólo se recomienda precaución durante la noche por animales sueltos y no es recomendado hacerla si está lloviendo torrencialmente nos cuenta Héctor el chofer, porque si ha caído mucha agua en los tramos de descensos las cunetas se desbordan y puede el agua cruzar con fuerza de una mano a la otra en las curvas y ésto ya ha provocado serios accidentes. La extensión de la Cuesta Quebrada de Cébila es de unos 30 km aproximadamente.

Es increíble como cambia el paisaje cuando se llega a la cumbre de la cuesta, comienza a desaparecer el verde del valle para cederle espacio a los tonos rojizos y amarillos de un desierto que empieza a asomar.

En el camino una parada recomendada es en el Km 1293 para subir al mirador de la Gruta de Santa Bárbara, podrá obtener vistas como la que ilustra el encabezado del artículo y las siguientes fotos ruteras. Tengo más fotos en mi perfil de instagram si las quieren ver.

Fue una pena que no paramos mucho en el camino, teníamos que recorrer 360 kilómetros por un camino de curvas (unas 5 horas de viaje si lo hacemos tranquilos) y realizar algunas visitas programadas además de parar para almorzar y alojarnos en el hotel, éstos caminos son para hacerlos en bicicleta y poder parar a sacar fotos a cada rato jajaja.

Pasamos de largo por Tinogasta y otros puntos de la conocida Ruta del Adobe, de la que vamos a estar hablando en el próximo post. Sólo paramos para la foto del nuevo cartel de bienvenida y seguimos rumbo a Fiamabalá. Aquí, en Tinogasta comienza la Ruta del Adobe y finaliza en Fiambalá (o al revés si viene desde el norte o desde Chile)

Llegamos a Fiambalá cerca de las 15 hs y fuimos a almorzar al Comedor La Trinidad que está a una cuadra de la plaza municipal. Lugar recomendado y vale aclarar que todos los platos son para dos personas, tremendos de grandes y con menú que incluye postre a muy buen precio.

Con todo lo que comimos estábamos para una siesta, cansados de la jornada anterior y de haber pasado la noche anterior viajando en micro 🙂 pero nos quedaba aún ir al hotel, a las Dunas de Saujil y a las Termas de Fiamabalá. Una agenda completita que no dejaba cabo sueltos.

Rodando salimos del comedor para subir a la combi y ni al hotel fuimos para no ver una cama ni de cerca que nos tiente, partimos derecho rumbo a Saujil para practicar Sandboard en la Duna Mágica, a unos 15 km al norte del centro de Fiambalá. Super pero super recomendado. Más info, mapa y video en el link.

Saujil es un pequeño poblado con casas de adobe y construcciones del estilo casonas españolas, es de ésos que tienen mucho encanto y son para sacar fotos todo el día. Me encantó la vista y el paisaje de la canchita de fútbol.

Comenzaba a caer la tarde y si bien nos queríamos quedar a ver el atardecer sobre las dunas nos fuimos a toda velocidad de nuevo hasta el pueblo de Fiambalá para iniciar el camino y la subida a las Termas.

Entrada Termas de Fiambalá

Llegamos con la última luz del día, en la foto tuve que poner toda clase de filtros y seteos para que no salga una mancha negra pero pudimos llegar y disfrutar la zona de las piscinas termales, un lugar al que voy a volver ya que las mismas están en un cañadón que regala unas vistas y atardeceres multicolor, todo combinado con el relax de un spa termal. El complejo está abierto hasta las 22.00 hs. Qué más se puede pedir…. Teléfono para consultas 0810 777 4321 (Secretaría de Turismo de Catamarca)

Piscinas termales en Fiambalá

Hasta la próxima, no dejen de registrarse al blog para saber cómo sigue la historia, recibirán un mail cada vez que publique algo nuevo. Se agradece compartir la nota y calificarla con estrellitas si les ha gustado.  Che Toba

Ah! me olvidaba, volvimos a dormir a Fiamabalá, nos hospedamos en la Hotería Municipal que es muy cómoda, cuartos grandes recién remodelados, muy modernos con Wi Fi, TV, Aire Acondicionado, dsayuno y buen precio. Por fuera es simple y la recepción pequeña pero el cuarto nos sorprendió. No tiene web, no acepta mascotas, el teléfono es (03837) 496291.

Catamarca y la Ruta 60 hasta Fiambalá
4.5 (89%) 20 votos



6 Comments

  • Julio

    Hola Che Toba.
    Ya hace como 10 años que hago ese viaje por la ruta 60 desde Tostado Santa Fe, año por medio me interno una semana en el complejo termal, sin tecnología, disfrutando de las aguas termales y del majestuoso paisaje que hay ahí. Si tienes la posibilidad de volver, que espero la tengas, te recomiendo hacer el camino al Paso San Francisco, camino al límite con Chile, un hermoso recorrido de montañas coloridas, encuentro con manadas de vicuñas, ríos congelados e imponentes montañas, llegando al paraje Las Grutas, puesto limítrofe de Gendarmería, se pueden observar dos picos de montañas importante desde ahí, el Pico Inca Huasi y el Pico San Martín, dos montañas hermosas con sus picos nevados, nunca pude conocer un lago del lado chileno que se llama Laguna Verde porque siempre fui en invierno y por las condiciones del clima no podía cruzar la cordillera, pero me dijeron que es muy hermoso, te lo recomiendo.
    Respondiendo a Jorge, solo hay dos cabañas bien equipadas al lado de las piletas termales, que son muy difícil de conseguir, Yo tengo una reservada para ahora en vacaciones de Julio que las hice hace mas de un año, sino no se consiguen ahí, después hay dos cabañas mas comunes, que se comparte el baño, pero también son difíciles de conseguir. Mas abajo se encuentra la mini Hostería que tienen habitaciones muy cómodas, también dentro del complejo, sino, como Vos, en el pueblo de Fiambalá hay mucho alojamientos. La verdad que es recomendable.
    Saludos y Abrazos

    24 Mayo, 2017 at 10:10 am
    • Che Toba

      Hola Julio, muchas gracias por tu aporte y el tiempo en compartir tu experiencia por Fiamabalá. Saludos, buenas rutas, a disfrutar entonces de las cabañas tan esperadas.

      25 Mayo, 2017 at 8:04 pm
  • Jorge Eduardo Resa

    Muy interesante, hice la ruta del adobe hace unos años, viniendo por la 40 desde Cafayate y Santa Maria, las termas son muy lindas, el inconveniente era que tenían verdín y podías resbalar, en ese momento hace aproximadamente 4 o 5 años no recuerdo, el alojamiento era precario.

    16 Mayo, 2017 at 10:03 am
    • Che Toba

      Hola Jorge. Si, no son piscinas artificiales, es agua del río y algunas tenían algo de verdín, pero las escaleras estaban limpias como para bajar tranquilo y no golpearse. Respecto al alojamiento no sabría decirte, nosotros llegamos desde una hostería en Fiambalá y luego volvimos a dormir al pueblo, no he chequeado personalmente como está el tema, pero si vuelvo me fijo y les cuento. Saludos, gracias por estar ahí y comentar. Abrazo

      16 Mayo, 2017 at 10:33 am
  • Javi

    Es la segunda vez que hago la Ruta 60 y no deja de sorprenderme. Realmente Catamarca tiene mucho para dar y recorrerla me llena de satisfacción.

    16 Mayo, 2017 at 9:46 am
LEAVE A COMMENT

Dejame tu comentario, preguntas o charlemos por Twitter (@chetoba)