Tucumán

Visitamos a Doña Rosa Caro, ¿La hija de la Pachamama?

Compartir:

Aunque seguramente ella no esté de acuerdo por su humildad con semejantes títulos que le otorgo, me gustaría que todo el mundo conozca a esta mujer, sobre todo los argentinos.

No dejen de leer y propagar este post, yo creo que doña Rosa es un Ángel encarnado, o como me gusta llamarla a mi, “la Hija de la Pachamama”.

Visitamos a Doña Rosa Caro, ¿La hija de la Pachamama?

Es difícil resumir en un post la vida de esta señora, que tiene el Don de la palabra cómo a ella le gusta decir y posee una sabiduría extrema que sólo los conocimientos de su tierra, la naturaleza, la herencia de sus antepasados y la edad le pueden otorgar a una persona.

Estamos en Amaicha del Valle y nos disponemos a visitar a Doña Guillermina Rosa Caro, una mujer luchadora por los derechos de las comunidades Diaguitas Calchaquíes, descendiente directa de Los Quilmes que conocimos brevemente en octubre pasado cuando visitamos a la comunidad de Talapazo con los amigos del ClubRanger Argentina.

Visitamos a Doña Rosa Caro, ¿La hija de la Pachamama?

Doña Rosa nos cautiva con cada relato, y no son pocos. Podríamos pasar tres días enteros charlando con ella y siempre nos sorprendería con algo emocionante sobre su vida.

Desde su infancia, criada en armonía con la naturaleza tal como vivían sus antepasados, hasta su incansable lucha por salir de la pobreza extrema y defender los derechos de su pueblo.

Se enfrenta a toda una maraña burocrática en su batalla por preservar las riquezas del suelo, de aquellos que tienen intereses por sobre el ambiente, sin tener en cuenta a los seres humanos que han vivido en esas tierras desde tiempos inmemoriales.

Además de su fascinante historia de vida, Doña Rosa nos sorprende con sus creencias espirituales.

Nos habla de Dios y de la Pachamama, de cómo Jesús la acompaña a todas partes y la visita en las montañas.

Nos habla de portales en los cerros, a través de los cuales puede observar y comprender otras dimensiones.

Imagínense a mí junto a ella, querría quedarme a vivir mucho más tiempo. Yo también creo en estas cosas y me encantaría profundizar en el tema con ella.

Visitamos a Doña Rosa Caro, ¿La hija de la Pachamama?

Pasamos una tarde excepcional en la humilde casita de Doña Rosa, ubicada en la cima de la montaña.

Fue un honor absoluto, especialmente considerando que nos reveló que nadie llega hasta allí si no es guiado por ella. Lamentablemente, deben vivir escondidos para evitar ser perseguidos y desalojados.

Disfrutamos de un momento de auténtica hospitalidad, compartiendo mate, tortilla casera y dulce de durazno preparado por una de sus hijas, a la sombra de nogales y parras de uva, en compañía de su esposo (o “novio”, como ella lo llama, aunque es su esposo), rodeados de cabritos y gallinas.

Doña Rosa nos aguardaba al pie de la montaña, consciente de nuestra visita gracias a que pudimos obtener el teléfono de una de sus hijas que reside en un poblado cercano a Amaicha del Valle.

Tras conversar un rato con ellos y compartir la historia de uno de los milagros obrados por intermediación de ella en un paciente de mi esposa, Doña Rosa nos invitó a subir a su hogar, necesitábamos el final de aquella historia que se inició en un viaje anterior, en el que Marcela le pidió pr su pacientito. (Machy es pediatra)

El milagro de Doña Rosa Caro

El milagro protagonizado por Doña Rosa Caro es una historia larga que espero poder escribir o contar bien en este resumen.

Durante nuestra visita en octubre pasado, Doña Rosa nos contó que tenía comunicación con Jesús, así que le pedimos que intercediera por un niño que estaba en coma y cerebralmente fallecido en Villa María, uno de los pacientes de Machy.

Doña Rosa colocó su mano sobre la cabeza de Marcela y le pidió que pensara en el niño. Después de algunas palabras y gestos que no comprendimos del todo, le dijo: “el niño va a estar bien”.

EL MILAGRO: No habían pasado ni 12 horas desde ese momento cuando Marcela recibió una llamada al celular, era alrededor de las 2 o 3 de la mañana. El niño había despertado, y los médicos afirmaban que su recuperación era un verdadero milagro. Hoy en día, el niño vive prácticamente sin secuelas. Contar esta historia me eriza la piel.

Doña Rosa y su esposo, ambos con más de 85 años, viven (o vivían, esta historia tiene 15 años) en la montaña entre las rocas. A pesar de las dificultades y la avanzada edad, se las arreglan para moverse por el terreno accidentado de su hogar, incluso para bajar hasta la ruta cuando necesitan ir al pueblo, a pesar de que no les queda nada cerca.

Visitamos a Doña Rosa Caro, ¿La hija de la Pachamama?

La vista desde su casa es maravillosa y el sonido de los pájaros acompañaron la tarde poniéndole música de fondo a las historias de Doña Rosa.

No publicamos fotos de cómo llegar a su casa, de hecho ilustro el post con fotos para confundir un poco, tampoco puedo mostrar la vista increíble, ni cómo es la casa ni de los miembros de su familia porque aunque que parezca mentira, sus hijos son perseguidos.

Ellos saben que, aunque viven dónde nació doña Rosa hace casi 100 años y dónde nacieron sus padres HOY SON TIERRAS DE ALGUIEN que por monedas alguien se las compró al gobierno Tucumano.

Esto la pone a doña Rosa muy triste, al punto que se le caen lágrimas cuándo lo cuenta. (Algunos nombres fueron cambiados)

Si quieren saber más de doña Rosa existe un libro del cuál ella conserva sólo una copia viejita. El libro es de la Editorial Cinco y se llama “Critica de la Vida Cotidiana en Comunidades Campesinas” y noten que no dice Comunidades Indígenas ni Aborígenes, ni Originarias, porque doña Rosa tiene razón cuando dice.. “NOSOTROS NO SOMOS INDIOS somos personas, somos Argentinos… !!!!

libro-sobre-donia-rosa-caro

Doña Rosa ha sido reconocida con premios y ha participado como oradora en numerosos eventos en todo el país, abordando temas relacionados con los derechos de las comunidades y la lucha por los derechos de las mujeres.

Su activismo trasciende fronteras, ya que incluso fue invitada por los Reyes de España para dar charlas sobre estos temas en el extranjero. A pesar de no saber leer ni escribir, ha recibido honores y reconocimientos por su habilidad para comunicarse y su capacidad de conmover a quienes la escuchan en persona.

Su discurso inspirador ha conmovido incluso a los más escépticos, demostrando que la verdadera fuerza reside en la pasión y la convicción.

Doña Rosa representa una voz valiente y comprometida en la lucha contra la corrupción y la injusticia, desafiando a los políticos argentinos y destacando la importancia de defender los derechos de las comunidades locales.

A través de su mensaje y sus denuncias, busca generar conciencia sobre las realidades que muchos prefieren ignorar, especialmente en lo que respecta a la explotación minera y otras prácticas que afectan a las poblaciones vulnerables.

A continuación, les comparto un video donde podrán escuchar directamente a Doña Rosa, sus palabras y su mensaje de resistencia.

Aunque este video tiene dos años y aún no ha recibido mucha atención, es fundamental difundir su mensaje para amplificar su voz y su causa.

En lugar de entretenimiento superficial, encontrarán un llamado a la acción y una invitación a reflexionar sobre las injusticias que persisten en nuestra sociedad.

YouTube video

Nota Importante: Este video no es un acto público en una escuela, ni un acto político, mucho menos un show para turistas. Fue una presentación que nos hicieron los chicos y miembros de esta comunidad en agradecimiento por la ayuda que el ClubRanger4x4 brindó durante una de sus travesías solidarias.

Gracias Doña Rosa

Compartir:

Te sirvió mi artículo? Dale Me Gusta y Compartilo. Muchas Gracias.

Si necesitan más información o dejar algún comentario, ver al final de la página.

Hola! Soy Walter "Che Toba". Travel Blogger, Productor de contenidos digitales, Fotógrafo de viajes y naturaleza. Gracias por visitar mi blog y redes sociales.

8 Comentarios

  1. Larga vida a Doña Rosa. Un orgullo poder leer un pedacito de la historia de mí abuela, verlo plasmado por este medio. He aquí el fruto de la cosecha, el amor inmenso, el ejemplo de lucha, concientización y humildad.

    • Che Toba Responder

      Hola Débora. Sos la nieta? Cómo está la abuela? Fue maravilloso conocerla, también a tu abuelo allá arriba en la montaña y a tu tío o tu Papá, había un señor más jóven viviendo con ellos cuando fui. Un beso, contame de la abuela y le mandas mis saludos, ojalá ella se encuentre bien, la ví la última vez hace ya 8 años.

  2. VICTOR NAPOLEON ROMANO Responder

    Mujeres y hombres como Doña Rosa encontraremos en cada pueblo de los valles. Son recuerdos vivientes de hechos y vidas de seres extraordinarios, frutos del amor a la tierra y a sus ancestros. Esperemos que su sabiduría perdure en sus descendientes, pues son un tesoro invalorable que no puede perderse. Gracias a Che Toba por su contribución para que estas culturas ancestrales no se pierdan.

    • Che Toba Responder

      Gracias Victor, soy un bendecido por haber conocido a ésta mujer en persona y haber podido estar 2 veces con ella. Saludos

    • Che Toba Responder

      Hola Gustavo, Mandale un beso enorme enorme a tu tía y un fuerte abrazo. Cómo está tu tío? (no recuerdo el nombre) Ojalá esté muy bien, ya hace casi 3 años de nuestra visita. Me encantaría volver a charlar con ella. Saludos y un gusto que me hayas escrito.

  3. Ana (Ana Travels) Responder

    Muy interesante. Voy a difundir esto y espero que tenga mayor repercusion y llegue a lugares influyentes.

  4. Buenìsima la historia de Doña Rosa….digna de tener en cuenta por su fuerte personalidad.
    Como ella hay otras personas que luchan por idènticos ideales, pero lamentablemente, quienes deben escucharlas no lo hacen. Da màs puntos llevar a la tele y hacerle notas a “chantunes” que difundir sus verdades.
    Quiera Dios que alguien se interese en oir sus palabras y hacerlas realidad.
    MUY BUENA TU NOTA FELICITACIONES

Ingresa un comentario o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Guardar Pin

Discover more from Chetoba.com.ar

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading