Buenos Aires

La mejor manera de visitar la calle Caminito en La Boca

Compartir:

Descubrí una nueva faceta de la calle Caminito en La Boca. Si nunca han estado allí y están planeando visitarla, les sugiero que comiencen su recorrido por el Museo de Bellas Artes de la Boca Quinquela Martín.

Hoy les voy a contar la mejor manera de ver, conocer y disfrutar de un paseo por Caminito, en el barrio de la Boca, les contaré como llegar, cómo mantenerse seguros y les ofrezco un recorrido turístico ideal de un día para combinar la visita a Caminito con otros imperdibles de la ciudad de Buenos Aires.

Una tarde en Caminito

Puente transbordador sobre el Riachuelo, Postal del Barrio de la Boca
Puente transbordador sobre el Riachuelo, Barrio de la Boca

He tenido la oportunidad de visitar La Boca en numerosas ocasiones, ya sea en compañía de mi familia o guiando a amigos internacionales que venían a Buenos Aires.

Pero, como la mayoría de los visitantes, nos limitábamos a caminar por las coloridas calles y a tomar cientos de fotografías, siguiendo la tradición de miles de turistas que convierten los primeros metros de la calle Caminito en uno de los lugares más fotografiados del mundo.

Nota: Voy a ilustrar el artículo con fotos que tomé con el celular de algunas obras de Quinquela Martín expuestas en el museo. Habrá más fotos en Instagram CheTobaBlog

Puerto de la Boca - Benito Quinquela Martín - Nombre de la obra: Motivo del Puerto
Motivo del Puerto – 1946 – Esmalte sobre hierro – 88 x 98 cm

Sin embargo, mi última visita, realizada el pasado fin de semana junto a mi hijo de 23 años, nos permitió explorar la zona de una manera completamente diferente.

Nos sumergimos en el espíritu de turistas paseando por Buenos Aires, dispuestos a descubrir los secretos y las maravillas que este icónico barrio tenía para ofrecer.

Bajamos del colectivo de la línea 152 y, como de costumbre, nuestra primera parada fue frente al imponente Puente de la Boca.

Colectivo 152 La Boca - Olivos - Caminito, Puerto Madero, Avenida Paseo Colón, Plaza de Mayo, San Telmo
Una de las mejores formas de llegar a la Boca Caminito es en colectivo, una de las Líneas que llegan es el 152

Mi hijo, y yo compartimos una pasión por la fotografía, aunque nuestros estilos son diferentes. Él tiene una mirada más sensible, capturando momentos y detalles, mientras que yo tiendo a buscar imágenes con un enfoque más periodístico, buscando la esencia informativa.

Quizás él comparta alguna de sus fotos en su cuenta de Instagram, aunque no es particularmente activo en esa plataforma y no se dedica profesionalmente a la fotografía.

Sin saber por qué, tal vez porque siempre me ha atraído la pintura como forma de expresión artística, decidí hacerle una pregunta para reflexionar sobre la razón por la cual este puente se ha vuelto tan famoso, mucho antes de que Instagram existiera.

Puente La Boca Quinquela Martín
La Salida del Puente, una de las tantas pinturas dónde se aprecia el puente

La respuesta no deja lugar a dudas: el puente es célebre gracias a las pinturas del gran Benito Quinquela Martín.

Fue entonces cuando le sugerí que hiciéramos algo diferente en comparación con mis visitas anteriores: comenzar por una visita al Museo Quinquela Martín, que se encuentra a escasos metros de la parada del colectivo 152, antes de sumergirnos en el bullicio dominical de la calle Caminito.

Esta decisión resultó ser la mejor elección y una experiencia que recomiendo encarecidamente.

Permítanme contarles algunas de las lecciones que aprendí no solo sobre el pintor en sí, sino también sobre la historia del barrio y el origen del museo al aire libre que es la calle Caminito, algo que le debemos a Benito, además de sus pinturas.

El Barrio de La Boca según la mirada de Benito Quinquela Martín
A pleno sol. Óleo sobre tela

No se pierdan la visita al museo. Podrán admirar las creaciones de otros grandes maestros de la pintura argentina, como Fernando Faber y Cesáreo Bernaldo de Quirós, entre otros, aparte de las maravillosas obras del artista boquense,

Pero más allá de las pinturas, las esculturas y los mascarones de proa tallados en madera de los barcos que una vez llegaron al puerto del Riachuelo, otra experiencia inolvidable es visitar la terraza de lo que fue la segunda casa de Quinquela Martín en el barrio, desde donde se disfrutan vistas excepcionales de toda la zona.

Y lo mejor de todo, es que el Museo Quinquela Martín ofrece visitas guiadas por el barrio que permiten a los visitantes comprender verdaderamente la historia del lugar.

Como siempre digo, una cosa es ver y otra cosa es conocer.

Che Toba

Cualquiera puede tomar un autobús de línea, un taxi o el autobús turístico de la ciudad de Buenos Aires para pasear por el barrio de Caminito.

Quinquela Martín el Pintor Carbonero
Transporte de Restos, óleo sobre tela

Sin embargo, para conocer verdaderamente este lugar, es necesario adentrarse en su rica historia, una historia estrechamente ligada a la vida y obra de Benito Quinquela Martín.

Fue Quinquela Martín quien tuvo la visión de pintar las casas de colores, quien reunió a otros vecinos del barrio para crear la calle Caminito en un terreno que antes era un basural junto a las antiguas vías de tren.

Fue Benito quien la hizo famosa a nivel mundial gracias a su obra exhibida en diversos países y quien, tras una exitosa carrera, adquirió terrenos para luego donarlos al gobierno de la ciudad y construir edificios que sirvieran a la comunidad, como el museo, un lactario infantil, un centro médico, entre otros.

Mis edificios, mis donaciones de tierras al barrio, son una forma de devolverle al barrio y a la comunidad que me vio crecer todo lo que la Boca me dio a mi

Expresión de gratitud de Benito Quinquela Martín

Sin la influencia de Quinquela, la calle Caminito no sería lo que conocemos hoy, y el barrio de La Boca, al menos en términos turísticos, tampoco sería lo que es. Además, sin la dinámica del puerto y la infancia de Benito en La Boca, el pintor del Riachuelo, el carbonero, no habría encontrado la inspiración necesaria para regalarnos su obra tan característica y distintiva.

Buque en reparación- Óleo sobre tela 1958 Quinquela Martín
Buque en reparación- Óleo sobre tela 1958

La verdad es que aprendí muchísimo durante nuestra visita guiada. Sin embargo, no quiero revelar todos los detalles aquí; les dejo con una recomendación:

No dejen de ingresar al museo y consulten los horarios de las visitas guiadas, que están incluidas en el económico precio de la entrada. Estas visitas se realizan los sábados y domingos a las 15:00 hs.

Además, es importante mencionar que con una sola entrada tienen acceso a dos visitas guiadas, una dentro del museo y otra recorriendo el barrio. Les aseguro que no se arrepentirán.

Más adelante, podrán expresar su agradecimiento por este artículo en los comentarios de mi blog. Los estaré leyendo atentamente.

Quinquela Martín Puente de Barracas, el padre de Caminito
Puente de Barracas. Óleo sobre tela

Sobre Benito Quinquela Martín

Benito Quinquela Martín, nacido el 1 de marzo de 1890, tuvo un comienzo de vida peculiar, siendo abandonado por padres desconocidos y posteriormente adoptado por la familia Chinchella, quienes eran propietarios de una carbonería.

Esta carbonería desempeñó un papel fundamental en su vida y obra, ya que abastecía de combustible a los barcos y fábricas cercanas al puerto de La Boca.

Es precisamente de aquí que surge la recurrente presencia en casi todas sus obras de carboneros en los muelles, trabajo que realizara como estibador en su adolescencia.

Aunque se auto reconocía como autodidacta, Quinquela Martín comenzó su formación artística con el maestro Alfredo Lazzari.

Su estilo artístico se inscribe en el periodo del impresionismo, y posteriormente incursionó en el movimiento del Neorrealismo, representando la vida cotidiana y adoptando un enfoque social en su arte.

Sus obras destacan la vida laboriosa en el puerto, capturando escenas de personas trabajando en la reparación de embarcaciones, en labores de carga y descarga, así como el movimiento de barcos a vela.

Estas escenas siempre están enmarcadas por el telón de fondo del riachuelo y los complejos industriales con chimeneas humeantes, lo que ilustra el auge industrial y naval de su época.

La obra de Quinquela Martín y su relación con el Barrio de la Boca que lo vió nacer
Fundición de Acero, 1944, óleo, 200×160 cm.

Además de la actividad laboral en el puerto, Quinquela Martín también representó en sus pinturas las reuniones sociales y la vida nocturna, incorporando elementos como el fuego que añaden profundidad, color y emoción a sus obras.

El legado de Benito Quinquela Martín perdura en la historia del arte argentino, y su contribución a la representación de la vida en el puerto de La Boca sigue siendo apreciada.

Falleció en Buenos Aires el 28 de enero de 1977, dejando tras de sí un valioso patrimonio artístico que sigue siendo una ventana a la rica historia de la zona portuaria de La Boca.

Sobre El Museo de Arte Quinquela Martín en la Boca

Dirección: Av. Pedro de Mendoza 1843/35

Horarios: martes a domingos de 11:15 a 18 hs.

Precio de la entrada: Debido a la inflación que hoy se vive en Argentina, para mantener el precio lo más actualizado posible lo informo en dólares al valor oficial, al precio de hoy u$s 1.40

Cómo llegar: Colectivos 29 y 152 los dejarán a metros del museo. No se puede llegar en SUBTE a Caminito.

En cuanto a la seguridad, es importante tener en cuenta que La Boca es uno de los barrios más turísticos de la ciudad de Buenos Aires, pero también una de las zonas con mayores desafíos económicos.

A pesar de que se puede visitar durante casi todo el día, desde las 10 de la mañana hasta las 18 horas, es fundamental ser consciente de que la seguridad puede variar en diferentes horarios y áreas del barrio.

La Esquina de Caminito y Magallanes
La esquina de Caminito y Magallanes – Punto de referencia y mayor movimiento turístico

En la zona de Caminito, donde se concentra la actividad turística y cultural, suele haber una presencia significativa de custodia policial para brindar protección a los visitantes. No obstante, se recomienda evitar alejarse demasiado de esta zona turística y deambular por áreas menos concurridas, especialmente fuera del horario mencionado.

Si deciden utilizar otros medios de transporte público a los mencionados para llegar al barrio, es importante verificar cuidadosamente las ubicaciones de las paradas de colectivos.

Mi recomendación principal sigue siendo utilizar el transporte público (colectivo línea 152) como opción segura y conveniente para llegar a la zona turística de La Boca.

La precaución y la atención son clave en cualquier lugar turístico, y esto incluye no mostrar objetos de valor de manera ostentosa y estar atentos a su entorno.

Visitar el barrio de Caminito - La Boca
Fogata de San Juan- Óleo sobre tela 125×105

Planificar el día: El 152 se puede tomar sobre la Avenida Paseo Colón y Caminito es un paseo que se combina cómodamente con esta línea y con una visita a Puerto Madero, Centro Cultural Kirchner, San Telmo, Plaza de Mayo y la Casa Rosada.

Sugiero comenzar la jornada con una visita a la zona de Plaza de Mayo y San Telmo en horas de la mañana hasta el mediodía, almorzar y llegar a la Boca cerca de las 14.00 para visitar el museo y hacer a las 15:00 hs la visita guiada por el barrio, para terminar la tarde en la zona de Puerto Madero.

Redes Sociales oficiales del Museo Benito Quinquela Martín

Twitter

Facebook

Compartir:

Te sirvió mi artículo? Dale Me Gusta y Compartilo. Muchas Gracias.

Si necesitan más información o dejar algún comentario, ver al final de la página.

Hola! Soy Walter "Che Toba". Travel Blogger, Productor de contenidos digitales, Fotógrafo de viajes y naturaleza. Gracias por visitar mi blog y redes sociales.

2 Comentarios

  1. Me encantó la nota que enaltece la obra de Quinquela Martín y las recomendaciones para recorrer el barrio y como llegar al mismo. Gracias.

Ingresa un comentario o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Guardar Pin

Discover more from Chetoba.com.ar

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading