Puno, el Lago Titicaca y las islas flotantes de los Uros

Che Toba Blog / Perú / Puno, el Lago Titicaca y las islas flotantes de los Uros

Puno, el Lago Titicaca y las islas flotantes de los Uros

En el artículo anterior veíamos un post general sobre Puno y las 6 cosas que debería saber el turista que esté planeando visitar las Islas Flotantes del Titicaca.

También les contaba sobre cómo se formaron las islas flotantes de Los Uros y cual fue el orígen de las mismas, motivos, etc.

Este es un especial de nuestra bitácora de viajes con la selección de las mejores fotos que pudimos obtener de nuestra visita a las Islas en el lago más alto del mundo.

Estamos en el Hotel Casona Plaza de Puno y aprovecho la comodidad del restaurant y el Wi-Fi para buscar información sobre las rutas a Cusco.

Ya estamos en los portales de la temporada de lluvia y no tengo mucha información de cómo están esos caminos ni cuales son.

Finalmente ésta fue la ruta que tomamos

Cerca del medio día el Sol nos dá una tregua y se asoma sobre Puno, aprovechamos para recorrer un poco caminando la ciudad hasta las 14 hs. que es el horario que nos recomienda un empleado del hotel para ir a las islas flotantes de los Uros.

Visitamos la zona céntrica, la de bancos, la Catedral, la Plaza de Armas y la costanera.

Honestamente Puno no nos parece una ciudad con algún encanto especial, es todo bastante viejo, caótico en el tránsito y con veredas angostas difíciles de caminar entre la gente, las subidas y el agua en las calles producto de la lluvia.

Es la segunda vez en mi vida que visito Puno, ya había estado acá hace 17 años y no me cautivó aquella vez y tampoco ésta, tal vez me faltó tiempo nuevamente para recorrer sus alrededores y sitios arqueológicos, pero con Cusco esperando estamos ansiosos por partir.

Lo que más me sorprendió de Puno es como ha crecido en los últimos años, yo tenía el recuerdo de un pequeño pueblo y otra cosa que nos llama la atención es que todo está escrito en inglés de cara al turista que llega principalmente para visitar las islas flotantes o en tránsito desde o hacia Bolivia por vía terrestre.

También se puede ver sin mucho esfuerzo, y no es de nuestro agrado, la cantidad de locales que hay con maquinitas Tragamonedas que no hacen más que empobrecer a los que menos tienen con la esperanza de ser salvados por el juego.

Por qué dónde hay más gente pobre más ponen de éstas porquerías?

Navegar por el Titicaca y visitar las islas Flotantes de los Uros

Pero estamos en Puno no para recorrer la ciudad sinó para navegar por el Lago Titicaca o Titikaka y volver a pisar los flotantes territorios de las islas de los Uros, una rareza única en el mundo.

Los Uros o Urus habitan las islas del Titicaca, aunque ellos mismos prefieren llamarse Kotsuña que quiere decir Pueblo del Lago y ésta etnia desciende de pueblos Pre Incaicos.

Las familias viven en grupos de hasta 3 o 4 familias directas, simplemente hacen crecer su isla entrelazando los juncos de las mismas y si algún día por algo se pelean o deciden separarse sólo “cortan” la totora y se separan.

Ubicación Islas Flotantes del Titicaca – Islas de los Uros

Arte de Totora en las islas del Titicaca

Hoy las islas lucen decoraciones de totora para llamar la atención de los turistas.

Las casas de totora que se entretejen del suelo en algunos casos tienen ya techos de tapa y es fácil ver paneles solares.

Hace 17 años estuve acá y en casi todas las islas que no llegaron ni a 5 islas (hoy hay casi 30) había un mangrullo para poder ver en la distancia, hoy éstos mangrullos tienen formas artísticas, como éste flamenco. Muy interesante

Vida cotidiana habitantes de las islas

Las familias viven del turismo, de la pesca, el tejido, las artesanías.

Todo es sobre el agua, entre canales e islas. En el área hay unas 30 islas y tienen los chicos escuelas con electricidad vía panel solar y hasta INTERNET.

Los habitantes de las islas NO PRECISAN IR A PUNO a diario, tienen todo lo necesario para sus vidas en las islas a tan sólo 6 km del centro de PUNO

Venta de Artesanías en las islas flotante de los Uros

El 35 % de las familias que viven en la isla vive del turismo.

Además del cobro de tasas o tarifas para la entrada a la zona, y de las «colaboraciones voluntarias» para con el jefe de familia, las mujeres y niños venden artesanías a los turistas.

Los Chetoba en el Titicaca
Todo flota, todo es de Totora
Visita a la isla flotante de los Uros

Al llegar a una de las islas que si aceptan a los turistas. el jefe de la familia que habita ésa isla hace de guía y muestra cómo es su TERRENO FLOTANTE.

Abre un pozo en el suelo de juncos de totora e introduce un tronco para que veamos que tan profundo es y comprobar que realmente estamos flotando.

El piso tiene más o menos 1 metro de espesor y todo el tiempo se coloca totora por encima, para ir reemplazando por nueva paja a la que se va descomponiendo en la parte de abajo. Si el mantenimiento no se hace la isla de a poco se hunde.

Este señor ha sido muy didáctico en sus explicaciones e incluso con muy buen sentido del humor.

Vista completa de una isla flotante

No olviden compartir el artículo si les gusta en sus redes sociales y comentar en el blog, ya que vuestros  comentarios son mi combustible para seguir con los relatos de viaje.


Noviembre 2019!

Unite al grupo privado de facebook y conecta con otros lectores. O explora en instagram una selección de mis mejores fotos de viajes. Tampoco olvides sumarte a mi canal en YouTube.

Estás planeando un viaje?

No dejes de comparar los precios de vuelos, hoteles, micros o paquetes de viajes en las principales páginas del mercado con los beneficios para lectores del blog.

Dudas, Opiniones y Comentarios al final de la página

Alguna pregunta? Algo para agregar? Escribe tus comentarios abajo de todo, responderé personalmente apenas pueda conectarme.

4 Comments

  • mario kohan

    de 10 que mas se puede decir

    5 diciembre, 2013 at 2:14 pm
  • Oscar

    Fue una experiencia única, desde el primer segundo de estar en el Lago, nos embarcamos en una lancha que te lleva hasta el lugar y cuando partió comenzó hacer agua, casi nos fuimos a pique, regresó y tomamos otra, después todo genial, algo que nunca hemos de olvidar, saludos Oscar.

    5 diciembre, 2013 at 10:07 am
    • Che Toba

      Tomá mate, no cualquiera naufraga en el Titikaka. Las excursiones por Sudamérica tienen ése condimento especial de aventura siempre, algo que «en Europa no se consigue» como rezaba siempre un vendedor ambulante de calle florida que vendía la famosa «Agenda magnética» alguien lo recuerda? un ídolo. Saludos Oscar, fiel seguidor 🙂 Gracias por compartir

      5 diciembre, 2013 at 10:18 am
LEAVE A COMMENT

Pueden escribir aquí un comentario o una pregunta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.